Mi cesta (0)
Subtotal 0,00
COMPRAR
ENVÍOS GRATIS EN TODO / ENTREGA 24h - 72h / hello@pijamasbabelo.com
Oferta Bata + Pijama

El pijama como símbolo de estatus social

Pijamas / enero 24, 2022
el pijama como simbolo de estatus social

Hoy en día el pijama es una prenda de uso comúnpero antiguamente, se identificaba el pijama como símbolo de estatus social.

En la actualidad, independientemente de que nos sintamos más cómodos con un estilo u otro de ropa de cama, se trata de una prenda a la estamos más que acostumbrados en nuestro día a día. Pero no siempre ha sido así. A lo largo de su historia ha ido evolucionando y adaptándose a cada época, convirtiéndose el pijama como símbolo de estatus social. En este post, te descubrimos algunas curiosidades. 

Como podrás imaginar, en sus orígenes el pijama surge ante la necesidad de cambiarse la ropa por higiene, por comodidad y para mantener el cuerpo caliente durante la noche. Su uso se empezó a extender por India, Irán, Pakistán y Bangladesh, donde surgió alrededor del siglo XVII. Aunque en el siglo XV ya se cambiaban de ropa para ir a dormir. En nuestro artículo “El origen del pijama” te explicamos en detalle cómo surgió esta prenda. 

pijama antiguo de mujer

Fuente: https://www.ella-hoy.es/

Los ingleses y los colonizadores hicieron popular el uso del pijama en el resto del mundo. En occidente se solía usar un camisón unisex hasta la Edad Media, hasta que se expandió el concepto de pijama de dos piezas que conocemos actualmente. Poco a poco la necesidad de una prenda con la que estar cómodos y calientes durante la noche, fue ganando terreno y, a partir de finales del XIX, podemos decir que su uso ya se había extendido a todas las clases sociales. Es en este punto de la historia cuando empieza a verse el pijama como símbolo de estatus social que transgrede el mero uso práctico de la prenda.

A lo largo de la historia, los humanos siempre han buscado todas las maneras posibles de mostrar su nivel de estatus social y la forma de vestir ha sido una de ellas. Con la expansión del pijama por Occidente esta prenda de noche fue convirtiéndose en un símbolo de estatus social, cuyas principales diferencias venían marcadas por la calidad de las telas y el número de complementos de dicho pijama. 

Inicialmente, la ropa de dormir era más gruesa y con más o menos capas según se usara en climas más cálidos o fríos y para aquellas personas cuyas casas tenían poca calefacción como una forma de mantenerse calientes mientras dormían. Aunque los ricos no necesariamente tenían problemas de frío, sus pijamas de invierno eran mucho más ornamentados e incluían gorros de dormir, que eran un signo de lujo que a menudo se dejaban en los testamentos, además de tejidos de mayor calidad o más elaborados. 

En concreto, los victorianos eran conocidos por su inclinación por la higiene, por lo que daban mucha importancia y valor a la ropa de dormir. Para demostrar su riqueza, proporcionaron calidez a las estancias de dormir y cuidaron la lujosa ropa de cama además de otras telas que usaban en las tumbonas o sofás de los aceites corporales y la suciedad, además de utilizar el pijama como símbolo de estatus social. Apostaban por las prendas sencillas, blancas o de tonos claros. 

A medida que se fue popularizando el uso del pijama, este fue cayendo como símbolo de estatus social y fue ganando en comodidad, diseño y moda evolucionando hasta nuestros días. Actualmente, la mayoría de los pijamas son asequibles y buscan, sobretodo, la comodidad y la calidad de los materiales: transpirables, confortables y resistentes. Sin renunciar a la estética y a las tendencias de la moda en pijamas. En concepto de el pijama como símbolo de estatus social ha desaparecido casi por completo. 

Aunque pensemos que el pijama ha sido tal y como lo conocemos hoy, como habrás podido ver es una prenda que ha ido evolucionando y tiene tras de sí una larga y curiosa historia. Si quieres leer más sobre el origen del pijama y su evolución, echa un vistazo a nuestro artículo “Historia del pijama”. Descubrirás un montón de curisosidades sobre los pijamas de hombre y de mujer que hasta ahora ni te habías planteado.